La detención del el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se ve cada vez más difícil, pues miles de personas lo resguardan en el sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, mismo lugar donde se forjó como dirigente y mismo lugar donde la dictadura brasileña entró a detenerlo en 1984.

El ex presidente pasó la noche en el edificio del sindicato metalúrgico donde se formó como dirigente, en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, y tomó la decisión de permanecer en el lugar y no entregarse a la justicia, en contra del ultimátum que le fijo el juez Sergio Moro, que le impuso como plazo este viernes a las 17 horas.

El ex mandatario estuvo acompañado por la ex mandataria Dilma Rousseff y otros miembros del PT.

Estrictamente, Lula no es prófugo, pues la policía sabe perfectamente donde está. Ahora se estarían negociando los términos de su entrega, pues la policía no quiere intervenir ante la masa de gente que se ha congregado en torno al sindicato.

#AoVivo Vigília de resistência com Lula no Sindicato dos Metalúrgicos em São Bernardo do Campo. #OcupaSãoBernardo_Você financia a Mídia NINJA — catarse.me/midianinja

Publicado por Mídia Ninja en viernes, 6 de abril de 2018