A los 82 años falleció Isao Takahata, el aclamado realizador japonés de animación que fundó junto a Hayao Miyazaki el reconocido estudio Ghibli. Aunque no mantenía la misma fama que su colega, su obra marcó a numerosas generaciones y se transformó en un referente para los animadores de todo el mundo.

Takahata falleció en un hospital de Tokio, víctima de un cáncer de pulmón que había comenzado a empeorar desde el verano pasado. Pese a que algunos no conocían su nombre, el cineasta es el creador de algunas de las series de televisión más famosas de los 80′: “Heidi” (1974) y “Marco” (1976), dos animaciones inolvidables que también tuvieron su eco en Chile.

Además de ser obtener reconocimiento internacional por el conmovedor filme “La tumba de las luciérnagas”-adaptación al animé de la novela de Akiyu Nosaka con el mismo nombre-, su última película “El cuento de la princesa Kaguya” también compitió por el Oscar al mejor largo de animación en 2014.

Los tres fundadores de estudio Ghibli.

Junto a Miyazaki, ambos lograron inaugurar una época dorada de la animación japonesa en el mundo, apostando por las historias inspiradas en antiguas leyendas y fantasías japonesas y dejando un legado marcado por el mensaje ecologista. En sus historias, junto al productor Toshio Susuki, Ghibli destacó por la realización de obras profundas para niños, centradas en las emociones y la expresión artística.

El último film de Takahata como productor fue “La tortuga roja” (2016), de Michael Dudok de Wit. La cinta fue la primera del estudio Ghibli en ser dirigida por un realizador no japonés y en coproducción con Europa.

Revive algunas de las obras de Isao Takahata: