Tras la derrota electoral de 2017, en la que el PPD bajó de 15 a siete sus diputados, el partido ahora busca redefinirse dentro del espacio de la centro-izquierda.

En el encuentro que la comisión estratégica, a cargo del ex diputado Víctor Barrueto, sostuvo en Canelo de Nos a mediados de marzo, dicha instancia elaboró un documento para debatir el rumbo del partido.

Bajo el título de “Consideraciones para una reflexión”, el PPD analizó algunos aspectos del gobierno de la ex presidenta Bachelet y se apuntó a la necesidad de una “reinvención” de la colectividad. El documento subraya que “el PPD fue un fenómeno similar o mayor a lo que es el Frente Amplio hoy día, tuvimos una identidad muy atractiva. Pero eso quedó en el pasado”.

“Hoy necesitamos reinventarnos respondiendo a las causas y deseos del Chile de hoy, como lo hicimos en el pasado poniéndonos en la avanzada de esos desafíos”, añade.

El documento diagnostica que “los graves problemas de probidad y corrupción que aquejaron a todo el sistema político, pero golpearon con más fuerza a la trayectoria de la Concertación y la Nueva Mayoría” y reconoce también que “nuestra marca está dañada y eso necesita una respuesta específica en esa dimensión”.

Y agrega: “Sin duda, el Frente Amplio, y en particular RD, puede constituir una reflexión desde el punto de vista de una ideología democrática, pero el PPD ya lo hizo y produjo transformaciones en la sociedad chilena que hoy día son patrimonio de todos. Tenemos la tarea de cómo el PPD se reinventa en una identidad que pueda responder de la misma manera que en el pasado, para los nuevos tiempos”.