La decisión del ministerio de Salud de modificar el protocolo de objeción de conciencia para la despenalización del aborto en tres causales sigue causando polémica, sobretodo después de que se supo que el propio presidente Piñera se enteró por la prensa del cambio.

El protocolo fue el principal tema de conversación en el nuevo capítulo de #PolíticamenteHumanas, conducido por Kena Lorenzini desde la Fábrica de Medios, que en esta ocasión tuvo como invitadas a Ana Píquer, de Amnistía Internacional, y la ex subsecretaria de redes asistenciales, Gisela Alarcón.

Píquer explicó que como fue el Tribunal Constitucional el que permitió la objeción de conciencia institucional, el tema quedó sin regulación específica, lo que provocó que fuera reglado por la vía administrativa. Y quedó, según la abogada, como “una aberración para las mujeres, que quedan con menor acceso a un derecho, y para los propios médicos, que son cooptados por la voluntad de una institución”.

“El problema del cambio (de protocolo) es que cualquier clínica podría ser objetora porque su directorio lo decide y mantener convenios con el Estado, recibiendo fondos”, agregó Píquer.

Por su parte, Gisela Alarcón llamó la atención a cómo “se está relativizando la lucha de las mujeres” y que personalmente le llamó la atención “la rapidez con que se modificó” el protocolo. La ex subsecretaria afirmó creer que el ministro Santelices está “confundido” en su explicación de porque cambiar el protocolo, porque en el que hicieron en el gobierno anterior “las mujeres más pobres no estaban desprotegidas”.

“Estoy de acuerdo con la interpelación al ministro Santelices”, agregó Alarcón, asegurando que confía en las preguntas que le vaya a hacer la diputada Marcela Hernando. La interpelación constitucional se votará la próxima semana en el Congreso.

Mira el programa completo acá: