La escena fue parecida a la del partido contra Paraguay. Un pase mal ejecutado por Claudia Soto, Francisca Lara que corre pero no llega y la pelota se escapa por el costado de la tribuna Andes. En el impulso de la carrera, Lara queda frente a los avisos estáticos y le pega una patada con rabia. Yanara Aedo, que también venía por el sector, repite el gesto y además grita.

Van 32′ del segundo tiempo y a la Roja se le acaba el tiempo. Desde hace 20 minutos, cuando la tole tole que se armó en el área chilena fue transformada en gol por la crack Catalina Usme, las nacionales están algo alteradas. Por eso es que este error no forzado las encrispa tanto.

Pero al contrario del duelo del debut, donde la misma Lara conminó enojada a alentar al público cuando caían ante las guaraníes, los 12 mil hinchas -en la primera fecha llegaron sólo 7 mil- que colmaban las gradas de La Portada se animaron por sí solos. Es que estaban metidos en el encuentro: se frustraban, sufrían, gritaban, se tensaban. Igual que ellas.

En las hogares del país la sensación era la misma. Pese a que competieron en rating contra el duelo de Copa Davis entre Chile y Argentina transmitido por TVN, la selección alcanzó nuevamente los 12 puntos promedio en CHV, con un peak de audiencia justo en los minutos en que las locales dominaban las acciones, pero seguían cayendo por 1-0 e hipotecando gran parte del sueño de clasificar al Mundial.

Este partido ya lo vi: las rivales abren la cuenta y la Roja se ve obligada a jugárselo todo / Agencia Uno

Siete horas antes del partido, en la mañana, ya había ambiente En el centro histórico de La Serena la gente conversaba no de fútbol femenino, si no de fútbol a secas: que Chile mereció ganar en del debut, que Paraguay se metió atrás, que Yanara Aedo es la mejor y que Carla Guerrero es una crack. Los nombres ya eran familiares y el ánimo de apoyarlas también, pero a la conversación de si se iba al estadio o no, la respuesta era: “parece que ya no quedan entradas”.

En efecto, en las afueras del municipio de la ciudad aún habían algunos que intentaban conseguir uno de los tickets gratuitos para el trascendental encuentro, pero estos volaron en pocas horas. Esta vez ya no era curiosidad, había determinación entre la gente por apoyar a las dirigidas por José Letelier.

Sin modificaciones respecto al once inicial del primer partido, la selección saltó a la cancha de La Portada decidida a llevarse un triunfo. Al frente, sin embargo, estaba el equipo -descontando a Brasil- de mayor jerarquía del subcontinente y ellas sabían que las cosas no serían sencillas. En efecto, los primeros minutos del encuentro fueron sumamente parejos, con equipos compactos y con mucha lucha en el mediocampo.

El nerviosismo de las chilenas se reflejó en las imprecisiones de las dos zagueras, Carla Guerrero y Camila Sáez, mujeres que habitualmente no se equivocan. Por otro lado, Colombia tenía una salida limpia de la mano de sus centrales Corina Clavijo e Isabella Echeverry y generaron daño con un buen juego colectivo, pero -para buena suerte nuestra- las delanteras Yoreli Rincón y Catalina Usme no estuvieron finas en la definición final. Así se fue la primera parte, con Colombia manejando más y mejor la pelota que las locales.

Yanara Aedo, la estrella del duelo con Paraguay, no pudo desplegar su mejor juego / Agencia Uno

El comienzo del complemento mantuvo la tónica. Chile no estaba punzante y valores como Yanara Aedo o María José Rojas no generaban urgencias para la portera Sandra Sepúlveda, al contrario de las colombianas que sí exigían a Christiane Endler. En ese, el peor momento de la Roja, llegó la apertura de la cuenta de Catalina Usme y el balde de agua fría. Otra vez la selección debía jugarse todo cuesta arriba.

El gol remeció a las nacionales, que con más ganas que fútbol buscaron el empate. A los 57′ llegó la primera opción clara de la mano de una jugada de Yessenia López y Rojas con un disparo de esta última que despejó Sepúlveda. Un minuto despúes, el técnico Letelier apuesta sacando a López por la ariete de Palestino María José Urrutia, retrasando a Marjorie Hernández a labores creativas.

En dos jugadas seguidas las cafeteras pudieron haber liquidado el encuentro. Primero con un pase en profundidad que dejó sola a Rincón que se fue por poco fuera del arco (61′) y luego con una volada espectacular de Endler ante un remate desde 30 metros de Usme (62′). Tras ese susto, Chile se adueñó de las acciones -ahora sí- con buen fútbol: Lara generó centros desde la izquierda, las centrales Guerrero y Sáez empezaron a subir, Claudia Soto comandó la salida y Cote Rojas se echó el ataque al hombro en la épica búsqueda por la igualdad.

Justo dos minutos después de que Lara y Aedo patearan con rabia los avisos publicitarios llegó la recompensa a tanto ímpetu. Un tiro libre de Soto buscó la cabeza de “la Jefa” Guerrero, quien pivoteó para que Camila Sáez, su ex colega de zaga en Colo Colo, metiera su cabeza en la boca del arco. 1-1, celebración, locura en La Portada: la Roja por fin lograba el justo premio que merecía hace rato.

La “Ratona” Sáez metiendo la cabeza para empatar justo cuando cundía la desesperación / Agencia Uno

En los últimos minutos las colombianas se dedicaron a hacer tiempo y defenderse, despareciendo de la cancha. Las chilenas apretaron su salida y buscaron el de la victoria, pero finalmente terminó en una igualdad que, mirando el fixture, deja en buen pie a la selección chilena en el tramo final de la primera fase.

“Atacamos la mayoría del segundo tiempo, no pudimos concretar antes, pero por lo menos rescatamos un punto que nos mantiene con la ilusión viva de mantenernos en el cuadrangular final“, declaró la “Ratona” Sáez al finalizar el encuentro.

La capitana Christiane Endler, en tanto, destacó la capacidad del equipo de recuperarse y de que aún dependen de sí mismas, pero aún así señaló: “no estamos conformes. Creo que podríamos haber hecho mucho más, no jugamos nuestro juego y regalamos mucho tiempo del partido“.

Al contrario del final con Paraguay, esta vez la molestia no era tanta. Ellas saben que sortearon a una selección con mucha más tradición y que ahora deben enfrentar a dos rivales en el papel accesibles (Uruguay y Perú), además de contar con una fecha libre para reponerse. El juego extraviado apareció al final y la llama nunca dejó de apagarse, demostrando que este equipo tiene la épica de uno que quiere comerse a América y el mundo.

¡Vamos, cabras! / Agencia Uno

Ficha técnica

Chile (1): Christiane Endler; Geraldine Leyton, Carla Guerrero, Camila Sáez, Francisca Lara; Claudia Soto, Karen Araya, Yesenia López (58’ María José Urrutia); María José Rojas, Maryorie Hernández (85’ Nathaly Quezada), Yanara Aedo. DT: José Letelier.

Colombia (1): Sandra Sepúlveda; Diana Espina (90’ 1 Valentina Restrepo), Manuela Venegas, Daniela Montoya, Jessica Caro; Angela Clavijo, Isabella Echeverri, Carolina Arias, Liana Salazar; Yorely Rincón (67’Leicy Santos) , Catalina Usme. DT Nelson Abadía.

Goles: 0-1’, 49’, Catalina Usme (Colombia); 1-1, 79’ ,Camila Sáez (Chile).

Árbitra: Edina Alves (BRA).

Tarjetas: No hubo.