El ministro de Justicia, Hernán Larraín, salió a aclarar sus polémicos dichos sobre los jueces y mediante una declaración trató de calmar las aguas.

Larraín participó del Congreso Doctrinario de la UDI, y fue en esa instancia donde aseguró que”si miran y analizan la estructura de los jueces se van a dar cuenta de que la mayoría de los jueces son de izquierda“.

En su declaración, el ministro ratificó sus dichos. “Lo que he sostenido y mantengo, es que el actual sistema de designación de los jueces y de los notarios está agotado y que éste debe cambiar por un mecanismo que deje fuera la influencia política y el amiguismo”, afirmó.

Además de esto, Larraín anunció que está trabajando para presentar al Congreso cambios legales que terminen con “la discrecionalidad en tales situaciones, garantizando procedimientos públicos, transparentes y fundados en el mérito personal de los nombrados”.

“No puede ser que un gobierno de izquierda nombre jueces de izquierda y uno de derecha nombre jueces partidarios. Lo que Chile merece (…) es tener buenos jueces, por encima de sus ideas políticas particulares”, agregó.

Para cerrar, el secretario de Estado enfatizó en que quieren asegurar la independencia del poder judicial y que sus fallos solo se ajusten a la Constitución y las leyes.