El ministro de Justicia, Hernán Larraín, propuso cambios en el mecanismo de designación de jueces y también dijo que es necesario modificar el sistema garantista.

Estas declaraciones las hizo en medio del cónclave de la UDI, que contó con presencia de la prensa, cuestión que el secretario de estado ignoraba.

“Si miran y analizan la estructura de los jueces se van a dar cuenta de que la mayoría de los jueces son de izquierda. ¿Y por qué? Porque en los últimos años, cuatro años hemos tenido gobierno de derecha y 24 años de gobiernos de izquierda. Y como los ministros de Justicia son los que nombran a los jueces, el resultado es dos más dos”, sostuvo y agregó que él va a nombrar “buenos jueces”.

Según consigna La Tercera, Larraín propuso un mecanismo de designación de jueces que sea público, transparente y que se base en el mérito. “No en el amiguismo, ni en la cuña, ni en que fui amigo del ministro de la Corte Suprema. Vamos a ser limpios y transparentes”, señaló.

Además de esto, propuso cambios en la academia judicial “que ha tenido una conducción complicada, por ejemplo, en la formación de los jueces penales, ha sido muy garantista, creemos que debiera tener una mirada un poquito más equilibrada”.

Incluso, el ministro propuso que la academia judicial formara a fiscales, propuesta que, según sus palabras, ha conversado con la asociación de fiscales.

“Nosotros podemos crear en torno a la academia judicial, y probablemente en red con universidades, mecanismos de formación de mayor calidad, de mayor exigencia, de manera de realmente mejorar la calidad del trabajo de labor que hacen los organismos auxiliares, los fiscales y, por cierto, de los jueces”, argumentó.