Este martes 10 de abril comenzará la huelga legal del Sindicato de Tripulantes de LAN Express, luego de que trabajadores y empresa no llegaran a acuerdo luego de meses de negociación colectiva.

Las demandas del sindicato están enfocadas principalmente en materias de salud y en el tiempo de descanso, y además exigen modificaciones en los horarios y días de trabajo sin que eso implique cambiar las condiciones laborales –la empresa les ofreció siete días de trabajo por cuatro de descanso, pero sin que ello beneficie a los nuevos trabajadores–. Y en conversación con Cooperativa, la presidenta del gremio, Silka Seitz, señaló que mantienen la disposición para seguir negociando, considerando que aún queda este lunes antes de que inicie la huelga.

“Empatizamos con los pasajeros, sabemos el impacto que genera a nivel nacional, no es la idea, pero también es importante que nuestras condiciones no se vayan precarizando con el tiempo y podamos mantener nuestro trabajo como corresponde”, dijo.

En tanto, debido a la huelga, desde la empresa informaron que se han visto “en la obligación” de cancelar y/o reprogramar “con anticipación parte de sus vuelos dentro de Chile (a excepción de Isla de Pascua) y algunos vuelos puntuales desde y hacia Sudamérica entre los días 10 y 16 de abril”.

Lo anterior ha tenido repercusiones. Según denunció El Pingüino, medio regional de Punta Arenas, el precio de un pasaje para viajar el martes hacia Santiago llegó a costar $1.223.000 con la aerolínea Sky Airlines, que es la única que llega al aeropuerto de Magallanes además de Latam.

También el diputado de la zona, Gabriel Boric (MA), se expresó ante la situación, manifestando su molestia a través de su cuenta de Twitter, y abogó por la necesidad de una aerolínea estatal.