“Llegó el momento de poner orden en esta casa” dijo Sebastián Piñera al momento de presentar la reforma migratoria de su gobierno durante la tarde de este lunes.

Según lo detallamos en El Desconcierto, la propuesta incluye varias modificaciones al antiguo proyecto de ley de 2013. Cambios que no pasaron desapercibidos por la ciudadanía, desatando un intenso debate, a favor y en contra, a través de las redes sociales.

A través del hasgtag #NuevaLeyDeMigración, varios usuarios de Twitter se expresaron acusando al gobierno de racismo y discriminación, por apuntar directamente a las comunidades de haitianos y venezolanos a través de visados especiales para los habitantes de ambos países.

Asimismo, el decreto “de Orientación Internacional”, que beneficia a aquellos extranjeros que cuentan con posgrados en las primeras 200 universidades más prestigiosas del mundo según el QS World University Rankings, fue considerado como un ejemplo de desigualdad de derechos de esta ley.

Sin embargo, la medida también tuvo defensores, quienes señalaron que las críticas eran infundadas e, incluso, poco informadas.