A pesar de que son municipios vecinos y con alcaldes con afinidad política, Las Condes y Vitacura llevan casi un año enfrentados y el conflicto suma un nuevo episodio, luego de que el segundo municipio consiguiera cambiar el uso de suelo de un terreno, que pasó de ser habitacional a estar destinado para áreas verdes.

No se trata de cualquier terreno. Ambas comunas se mantienen en disputa por un predio de 2,8 hectáreas que, aunque se encuentra en Vitacura, pertenece a Las Condes. Y en él, Joaquín Lavín (UDI), alcalde de la segunda comuna, pretendía construir un conjunto de viviendas sociales, compuesto de nueve torres con 560 departamentos.

En un comienzo, de los 45 mil metros cuadrados que tiene el paño –ubicado en la ribera sur del Mapocho, al oriente del nudo vial Tabancura–, 17 mil estaban reservados para áreas verdes u obras viales, por lo que la polémica se centró en los otros 28 mil restantes. Esto porque al conocer las intenciones de Lavín, los vecinos de Vitacura se organizaron y pidieron a su alcalde, Raúl Torrealba (RN), que en vez de la solución habitacional, los terrenos se destinaran para la construcción de un parque.

[Lee también en El Desconcierto: La doble derrota que el alcalde Lavín sufrió el mismo día en Las Condes]

Según el municipio de Las Condes, lo que siguió es que en marzo y abril de 2017 enviaron su propuesta a la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Vitacura, pero ella no fue tramitada. Y luego, el 13 de abril, Vitacura congeló los permisos de edificación en ese terreno y empezó a tramitar el cambio de plan regulador, proceso que finalmente vio la luz con su publicación en el Diario Oficial la semana pasada.

Con la modificación ya hecha, ahora Las Condes no seguir adelante con sus intenciones, al menos por el momento, ya que en el paño solo quedó permitido hacer áreas verdes. Al conocer la decisión, este martes Lavín calificó como “lamentable” la iniciativa del municipio vecino, ya que busca “impedir construir viviendas sociales” y “echa por tierra la mejor posibilidad de integración social para el sector oriente”.

Además, reveló que el municipio ofreció a Torrealba donar a mitad del terreno para la construcción del parque y que el otro 50% fuera para viviendas. “No quisieron. Quieren 100% parque y 0 viviendas sociales. La idea de integrar y dejar de construir viviendas sociales en la periferia es verdad? O quedan solo en palabras?”, escribió en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a una publicación de El Mercurio, el alcalde de Las Condes además se reunirá con Boris Golppi, seremi de Vivienda metropolitano, para analizar la situación y solicitarle que instruya a Vitacura que “nuestros anteproyectos presentados antes del congelamiento son válidos”. Por otra parte, no descartó recurrir a instancias legales para que su iniciativa salga adelante.

En tanto, desde Vitacura creen que Las Condes no debería haber tramitado proyectos en la comuna porque “un alcalde no tiene jurisdicción fuera de su comuna”