Cuando el director deportivo de la Roma, Ramón “Monchi” Rodríguez, supo que se enfrentaría con el Barcelona en los cuartos de final de la Champions League, criticó el hecho de que el equipo de Lionel Messi se sintiera tan favorito. “No me sienta bien que digan que no tenemos opciones”, dijo.

Y luego agregó: “Me gustaron las declaraciones de Montella después del sorteo Sevilla-Bayern. Dijo: ‘Si hay un uno por ciento de opciones, lucharemos'”.

Si las opciones de la Roma parecían bajas en cuanto lo sortearon frente al Barcelona, se veían imposibles una vez que perdiera el partido de ida jugando de visita en el Camp Nou por un contundente 4-1.

La vuelta se jugó hoy en el Stadio Olímpico, donde la Roma tenía que lograr la hazaña de ganarle al menos por una diferencia de tres goles. Previo al partido, Monchi declaró: “Hay mucho en juego. No sé si sería un milagro que pasara la Roma, pero tenemos que estar muy cerca de una proeza. Ganar 3-0 o 5-1 al Barcelona no es fácil”.

Sin embargo, la suerte empezó a jugar a su favor desde el minuto 5:39, cuando el delantero ex Manchester City Edin Dzêko se impuso tomando un pase entre dos defensas y marcó el 1 a 0.

Por más que intentaba Messi de revertir la situación, ya sea a través de jugadas o de dos tiros libres, no lograba anotar.

En el segundo tiempo, el defensor del Barcelona Samuel Umtiti cometería un penal en contra de Patrik Schick. Daniele De Rossi se encargaría de cobrar el penal por gol, dándole con potencia y colocado al palo izquierdo del portero Ter Stegen.

El portero del Barcelona tuvo grandes tapadas a lo largo del partido, evitando el milagro de la Roma. Sin embargo, en el minuto 82 se desató la euforia. Esto luego de que el lateral Kostas Manolas tomara una posición aventajada en un tiro de esquina y cabeceara hacia atrás para colocar el 3-0 definitivo.

La Roma logró la hazaña y se posicionó entre los cuatro mejores de Europa. A diferencia de ellos, el Manchester City no pudo remontar la ventaja de tres goles que le llevaba el Liverpool. Los “blues” habían partido de forma similar a la Roma, con un gol muy temprano en el minuto 2 de Gabriel Jesús, pero en el segundo tiempo los “reds” destruyeron cualquier esperanza a través de Mohamed Salah y Roberto Firmino. De esta manera, el Liverpool también se metió en las semifinales.

Mañana se jugarán los partidos que definirán a los dos semifinalistas restantes: Bayern Münich – Sevilla y Real Madrid – Juventus.