Tal como la jornada de ayer, hoy se volvió a vivir un partido infartante en los cuartos de final de la Champions League.

El Real Madrid de Zinedine Zidane era el inmenso favorito ante la Juventus, gracias al partido de ida donde derrotaron por un claro 3-0 en Turín. Lo que nadie esperaba era que los italianos le devolvieran la mano en el mítico Santiago Bernabéu.

Apenas empezó el compromiso, el croata Mario Mandžukić puso en ventaja a la Juve, dejando en silencio a los madrileños.

En una escena casi calcada -desborde por la derecha y aparición del croata por sobre los defensas-, el delantero volvió a marcar a los 37′ con un certero cabezazo que se le coló entre las manos a Keylor Navas.

Pese a los constantes intentos de la delantera liderada por Ronaldo y el galés Gareth Bale, los merengues no podían sobrepasar la resistencia del histórico Gianluigi Buffon.

En eso llega la segunda parte y con ella un grosero error de Keylor Navas, que dejó ir una pelota aprovechada por el francés Matuidi.

Entonces vino la polémica. Corrían los 4 minutos de descuento y parecía que todo se definiría en penales, hasta una dudosa falta en el área de la Juve hace caer a Cristiano Ronaldo. Benatia salta detrás de él y Lucas Vázquez -esperando el contacto- cae como si lo arrollara un camión.

A los 12 pasos, Cristiano Ronaldo no falló y definió con clase para dejar el 3-1. Y con el triunfo de la semana pasada, pasaron los merengues.