El ministro del Interior, Andrés Chadwick (UDI), confirmó que el gobierno ya está cerca de enviar el proyecto de ley que entregar beneficios como busca sustituir las penas a presos que se encuentren en edad avanzada o que sean enfermos terminales, para que puedan terminar sus condenas en sus casas.

Chadwick explicó que la propuesta incluye a los reos de Punta Peuco, quienes cumplen condenas por violaciones a los derechos humanos. “Sin distinción, para todos iguales”, dijo el ministro. La iniciativa fue uno de los compromisos de Sebastián Piñera durante su campaña presidencial, y se enmarcó precisamente dentro de las constantes peticiones de este grupo y sus abogados defensores.

El proyecto contempla que todos los presos -incluyendo los de Punta Peuco, donde cumplen condenas personas que han cometido delitos de violaciones a los derechos humanos- puedan acceder al beneficio de cumplir su condena en sus domicilios. “Sin distinción, para todos iguales”, reiteró Chadwick.

Durante los primeros días tras llegada de Piñera al mando, el tema se retomó debido a la discusión que generó el fallido cierre del penal en las horas previas a que Michelle Bachelet dejara la presidencia. En esa ocasión, parlamentarios UDI y RN presionaron por el asunto, pero desde el gobierno respondieron que aún no era el momento.

En tanto, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, rechazó la propuesta y la tildó como “impresentable”. “El gobierno está cumpliéndole a sus socios de antaño, este es un gobierno de extrema derecha que tiene entre sus filas, participando del Gobierno, en intendencias o gobernaciones, a sujetos defensores de la dictadura, pero no solo eso, (sino que) a partícipes de genocidio”, dijo a Cooperativa.

“Es impresentable, es desnudar ante la opinión pública lo que ellos son”, agregó.