El gobierno finalmente canceló la compra de un costoso sillón de cuero de tres cuerpos, que se suponía que llegaría a las oficinas del Ministerio del Interior, y cuyo valor exacto era de $2.353.820.

La polémica adquisición se difundió a través sede redes sociales y despertó enormes crítica desde los usuarios, debido a que la orden de compra se firmó el 29 de marzo pasado,  justo una semana antes de que La Moneda anunció que implementará un programa de austeridad y ahorro fiscal.

Según explicó en esa ocasión el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, la iniciativa contempla la disminución de gastos en publicidad y difusión, ceremonias, celebraciones anuales, contratación a honorarios, adquisición y uso de vehículos, entre otros.

En tanto, la intención de compra surgió luego de que otro de similares característica fuera trasladado desde las oficinas del ministerio del Interior al salón Neruda, ambas instalaciones ubicadas en el palacio de La Moneda.

Según informa Radio Bío Bío, desde el Ejecutivo señalaron que la orden se trató de “un error” y que se llevó a cabo durante la administración anterior, y que ya fue cancelada.