La provincia de Osorno no cuenta hasta el momento con médicos obstetras en el servicio público que practiquen un aborto en la causal de violación, debido a que los 16 profesionales que trabajan en la red de salud provincial se ampararon en la objeción de conciencia que permite la ley.

Según señaló el subdirector médico del Servicio de Salud Osorno, Jorge Castilla, es importante comprobar la concordancia entre relato y el periodo de gestación de la mujer que denuncia el ataque sexual.

De este modo, si es que se registra un caso de este tipo, la paciente deberá ser derivada hasta el hospital de Puerto Montt, y de acuerdo a la ley de aborto en tres causales, los recintos asistenciales tienen un plazo de 48 horas para hacer la derivación.

En cuanto a las otras dos causales, las objeciones de los médicos disminuyen: sólo 1 lo hace si es que existe riesgo de vida de la madre, y 5 en caso de inviabilidad fetal. 

Hasta la fecha, se han realizado tres interrupciones de embarazo por riesgo de vida de la madre en el Hospital Basé San José de Osorno.

La presidenta del Colegio Regional de Matronas de Osorno, Carla Pantoja, criticó la postura de los médicos. “No es posible que en una situación tan traumática como una violación, las mujeres en Osorno deban ser trasladadas a Puerto Montt para este procedimiento. Ellas difícilmente podrán ser acompañadas y contenidas por sus familiares en un lugar lejano”, señaló a El Austral Osorno.