Rusia vio frustradas sus intenciones de condenar el ataque de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra siria, debido a que su resolución presentada en el Consejo de Seguridad de la ONU fue rechazada.

La resolución buscaba establecer que la acción militar representa una violación del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas y pedía a los tres países involucrados que se evitara el uso de la fuerza contra el gobierno de Bachar al Asad.

El texto sólo consiguió el apoyo de tres representantes del consejo, mientras que ocho votaron en contra y cuatro se abstuvieron. Con este resultado no pudieron obtener el mínimo de nueve votos para que la resolución fuera aprobada.

El documento logró el apoyo de Rusia, Bolivia y China. Los cuatro que se abstuvieron fueron Perú, Kazajistán, Etiopía y guinea Ecuatorial. Se manifestaron en contra Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Suecia, Costa de Marfil, Kuwait, Holanda y Polonia.

El representante de Rusia, Vasili Nebenzia, fustigó el ataque. “Son hipócritas. Piden una investigación, pero antes de obtener los resultados de esa investigación directamente deciden quién es el culpable y lo castigan. ¿Por qué no han esperado a los resultados?”, sostuvo según consigna RT.