La muerte de una joven de 22 años de edad en el Hospital de Emergencia de Curicó, a raíz de un embarazo con complicaciones, tiene consternada a la comuna de la Región del Maule.

Se trata de Estefanía Cabello Ponce, quien era estudiante de Técnico Parvulario, y que ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos del centro médico, debido a un proceso de gestación que no fructificó.

Esto generó complicaciones para su estado de salud y desencadenó un cuadro de septicemia multisistémica que generó la muerte de la joven y su hijo el pasado miércoles.

Su hermana, Nicole Ponce, afirmó que quieren que se esclarezca la situación. “Estamos seguros que esto fue negligencia médica. Estoy segura que no ha firmado ningún papel, así que todo lo que se ha dicho no es verdad, porque mi hermana no había firmado nada”, señaló.

A ella se le decía siempre que su embarazo era de alto riesgo, que corría la vida de ella o del bebé, pero nunca se priorizó la vida de ella. Ya le había dado una, dos, tres infecciones y nunca priorizaron la vida de ella”, agregó.

Los familiares de la joven se apoyaron en un asesor legal y están reuniendo los antecedentes para presentar una querella por negligencia contra el recinto médico y contra quienes resulten responsables, según consigna Cooperativa.

 

“(Ella) entró con un cuadro de infección que no era grave en un principio, que se fue agravando con el paso del tiempo, por el momento, no tenemos demasiada información como para poder determinar cuáles fueron las causales de la infección y eventualmente el deceso de la muchacha“, explicó el abogado Rodrigo Mellado

El Colectivo de Mujeres de Curicó se sumará a la querella criminal, acusando negligencia por parte del hospital y apelarán al incumplimiento del protocolo que permite la interrupción del embarazo en tres causales.

“Nosotras acusamos que hubo negligencia médica en el sentido que no se le prestó la atención a la paciente y también hubo una negligencia legal al no haber cumplimiento al protocolo de la Ley de Aborto en la cual se debe intervenir o realizar un aborto si está en riesgo la ida de la mujer”, indicó la asesora legal de la organización, Elsa Labraña.

Consideramos que no es justo que si ya tenemos una ley que nos protege para evitar situaciones de muerte en un embarazo de riesgoesta ley no sea cumplida por instituciones públicas”, agregó.