El presidente Sebastián Piñera manifestó su rechazo contra el supuesto ataque químico que habría hecho el gobierno de Al Asad en Siria y llamó a evitar una escalada de violencia durante su intervención en la VII Cumbre de las Américas que se desarrolla en Lima.

Sin mostrar un apoyo explícito al ataque realizado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra tres ciudades del país de Medio Oriente, el mandatario condenó al gobierno sirio.

“Expresar y condenar con toda la fuerza y claridad el intento de utilizar, almacenar o producir armas químicas, que constituye un grave atentado a los derechos humanos y a la humanidad, y muy especialmente cuando, como ocurrió en Siria, se utiliza para asesinar a su propio pueblo”, afirmó Piñera.

Junto con esto llamó a “evitar una escalada de violencia que puede transformar el conflicto de Siria en uno regional o de mayor envergadura”.

También lamentó “la incapacidad de la comunidad internacional, como lo ha demostrado la falta de acuerdo y consenso en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para implementar mecanismos eficaces que impidan la utilización de amas químicas contra seres humanos”.