Rusia criticó con dureza el bombardeo de Estados Unidos a Siria en el contexto de una denuncia por uso de armas químicas por parte del gobierno de Al Asad.

El mandatario ruso, Vladimir Putin, sostuvo que el ataque agravará aún más la crisis humanitaria en el país de Medio Oriente y de paso ayudará a los terroristas.

“Con sus acciones, Estados Unidos agrava aún más la catástrofe humanitaria en Siria, sufre a la población civil, de hecho complacen a los terroristas que han estado atormentando al pueblo sirio durante siete años, provocando una nueva ola de refugiados de este país y de la región en su conjunto”, sostuvo Putin en un mensaje publicado en el sitio web del Kremlin.

El presidente ruso también afirmó que las acciones emprendidas por Estados Unidos, Francia e Inglaterra tendrán un impacto “devastador” sobre el sistema de relaciones internacionales.

“La historia pondrá todo en su lugar, y ella ya le ha dado una gran responsabilidad a Washington por sangrientas represalias contra Yugoslavia, Irak y Libia”, afirmó sobre otras intervenciones militares por parte de Estados Unidos.

Desde la embajada rusa en Washington también criticaron el ataque y señalaron, en su cuenta de Facebook, que “el poseedor del mayor arsenal de armas químicas, no tiene el derecho moral de culpar a otros países” y agregaron que “una vez más estamos siendo amenazados. Advertimos que estas acciones no se dejarán sin consecuencias. Toda responsabilidad por los ataques descansa en Washington, Londres y París”.