Pasadas las 04:00 de la mañana (hora local) tres ciudades principales de Siria, incluyendo su capital, Damasco, sufrieron los ataques militares, a través de misiles y tropas terrestres, de Estados Unidos y sus aliados Francia e Inglaterra.

El ataque, justificado por los agresores como una respuesta al supuesto uso de armas químicas pese a no existir pruebas de ello, fue duramente repudiado por cientos de personas a nivel mundial.

Incluso, varios políticos chilenos e internacionales se manifestaron en oposición a la ofensiva a través de sus cuentas en redes sociales.