La primera jornada de comisión investigadora por las irregularidades en la Operación Huracán no habló nada relacionado a la Operación Huracán.

Fueron invitados los fiscales Luis Arroyo, Carlos Palma y otros, pero todos se excusaron. Los diputados divagaron entre si sesionaban o no el lunes 30 de abril por ser “día sándwich”, de dos solicitudes de censura, contra Hugo Gutiérrez (PC) y Andrea Parra (PPD), presidenta de la comisión. Fue el UDI Juan Antonio Coloma quien reclamó que en la sesión pasada la parlamentaria no le dio la palabra y que intentó censurar su opinión.

Emilia Nuyado (PS), la primera mujer mapuche-huilliche en ser diputada de la República, mira a sus pares, pero no interviene. Se le nota incómoda y asegura que todavía no entiende muy bien la “burocracia” del Poder Legislativo, que suele dedicar su tiempo a situaciones como las de hoy.

Finalizada la sesión, la parlamentaria es la única que se queda en su puesto. Le comenta a Andrea Parra que quiere que inviten a Héctor Llaitul, el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco y empieza a hacer las gestiones para la visita del dirigente a la Cámara de Diputados.

Nuyado comentó con El Desconcierto el reciente fallo del Caso Iglesia y cómo trabajará, en su rol de diputada mapuche, la situación de los comuneros privados de libertad y de los que han sido absueltos después de largos casos.

– ¿Qué le pareció la resolución del Caso Iglesia?

– Super bien por la absolución, pero estamos preocupados por la condena. Es lamentable que a raíz de las reivindicaciones territoriales tengamos a los lamngenes sufriendo en las cárceles, es un preocupación personal que yo tengo.

– La condena de Pablo y Benito Trangol fue en base a testigos reservados, algo que fue repudiado en 2014 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. ¿Cree que el caso pueda llevar de nuevo al Estado de Chile ante el organismo internacional?

– Lo preocupante es que el gobierno insiste en medidas de ese tipo con su reforma a la Ley Antiterrorista. El problema es que los procedimientos no son transparentes ni claros y los fiscales, con tal de tener a ciertas personas con sentencias, recurren a cualquier tipo de prueba. Es preocupante es lo que la misma CIDH ha dicho que no debiesen utilizarse, porque esas personas desde la reserva suelen entregar antecedentes que no se pueden contrarrestar en un juicio oral.

– Hace un tiempo un informe de la Cámara daba cuenta de 65 comuneros mapuche absueltos por la justicia en los últimos 10 años, ¿cómo pretende abordar ese tema como diputada?

– Yo siento que hay una persecución de parte de la Fiscalía, que las aristas u otras teorías de cada caso no son bien exploradas. Los mismos Carabineros y la PDI han actuado de forma bastante racista con el pueblo mapuche, no se revisan bien todos los antecedentes, pero sí se persigue y juzga al pueblo mapuche. Con mi equipo de asesores estamos trabajando en cómo se debiera aplicar el convenio 169 en el Poder Judicial y ahí desde la Defensoría Penal Pública nos harán una propuesta. Queremos saber específcamente cuántos casos de lamngenes están condenados, cuántos han sido absueltos. Y con el Fiscal nacional también hemos conversado sobre cómo aplicar el 169 en las diversas cautelares. Eso pasa ahora con el machi Celestino Córdova, que de acuerdo al decreto que ellos tienen terminan no reconociendo la espiritualidad del pueblo mapuche y no permitir el ejercicio libre de la espiritualidad en los centros penitenciarios. Son situaciones que deben cambiar.

¿Esto será tema de la comisión investigadora?

– No, esta comisión debe dar luces para esclarecer sistemas distintos de investigación.

– ¿Cómo se dio la invitación a Héctor Llaitul?

– Queremos que esté acá el lamngen por todo el proceso en que les implantaron esas pruebas y queremos conocer su opinión. él nos va a señalar esas vías para conocer las responsabilidades detrás del caso. Es clave e importante que los comuneros tengan oportunidad de hacer sus planteamientos en esta comisión.

– Aparte de él, invitarán a otro comunero mapuche que haya enfrentado procesos judiciales?

– Partiremos con Héctor Llaitul y después con la machi Francisca Linconao. Ella está enfrentando un tercer juicio por el caso Luchsinger Mackay. Pudimos estar junto a ella y nos señaló que son pruebas que fueron implantadas. Fueron la misma unidad policial del caso Huracán, que no dejaron entrar a la hermana a la sala y después decían que encontraron panfletos y una escopeta. Ojalá a partir de lunes, cuando empiece la rendición de prueba, se demuestre que hay una implantación de la prueba. Ella va a concurrir después de eso, pero en esta primera etapa nos interesa que asista Héctor Llaitul y su abogado, así como después vengan otros.