Son 177 nombres de ejecutados políticos y detenidos desaparecidos los que conforman el memorial que se instala en la avenida Brasil con Rodríguez, en Valparaíso.

Se trata de un monumento inaugurado hace diez años, y que el día de ayer fue ultrajado por desconocidos que rayaron por encima la consigna “Viva Pinochet”.

El hecho fue repudiado de inmediato por las organizaciones de memoria de la zona. Desde la Brigada por la Memoria y los Derechos Humanos de Valparaíso emitieron un comunicado en el que aseguraron: “No es sólo un acto vandálico, es un acto político de atentado a la memoria social y política contra quienes dieron su vida por la recuperación de la democracia, la justicia social, la solidaridad, por un país mejor para todos. Ellos y ellas pagaron con el martirio el precio por sus ideales y nuestros ideales”.

Desde esa organización anunciaron la presentación de una acción judicial para encontrar a los responsables del rayado, la que dará cuenta de la ley de protección a monumentos en espacios públicos. Además anunciaron movilizaciones al respecto.

“Aunque rayen mil veces sus nombres, seguiremos eligiendo memoria y demandando verdad, justicia y castigo a los culpables”, declararon desde la Brigada por la Memoria.