Steven Patrick Morrissey se niega a salir del ojo de la polémica. A la defensa de Harvey Weinstein y Kevin Spacey –ambos acusados de acoso y abuso sexual– que realizó en conversación con la revista alemana Der Spiegel y que le valió el repudio internacional, se suma otra declaración que, esta vez, publicó en su propio sitio web.

En conversación con un particularmente servil entrevistador llamado John Riggers, Morrissey tuvo una serie de particularidades para decir, y en esta ocasión no puede acusar a los medios de haberlo sacado de contexto (como sí hizo la última vez a Der Spiegel). Por ejemplo, cuando Riggers le preguntó sobre las acusaciones de racismo que lo han perseguido durante toda su carrera, saltó inmediatamente y dijo que “Hitler era de hecho un izquierdista”.

“La gente acusa, sí, pero no puede penetrar ni iluminar. El único punto de todas esas difamaciones de NME era volver a mi audiencia contra mí. Recuerdo una pieza de NME hace muchos años que dirigía a sus lectores con “Simplemente no podemos rechazarlo, ¿podemos?”. Eso lo decía todo”, comenzó.

“Y en cuanto a lo que tiene que ver con el racismo, los locos izquierdistas modernos parecen olvidar que Hitler era de izquierda. Pero por supuesto, todos somos llamados racistas ahora, y la palabra en realidad no tiene sentido. Es solo una forma de cambiar el tema. Cuando alguien te dice racista, lo que te están diciendo es ‘mmm, en realidad tienes un punto, y no sé cómo responderlo, así que te voy a distraer llamándote fanático y los dos nos olvidamos de lo iluminado que fue tu comentario”, agregó.

En otro pasaje, el ex líder de The Smiths se refirió a la disponibilidad de carne halal –carne sacrificada de acuerdo con la ley islámica–, relacionando su certificación con los “partidarios de ISIS”: “Si tienes alguna preocupación por el bienestar de los animales, por ejemplo, no puedes votar ni por el Partido Conservador ni los Laboristas, porque los dos partidos apoyan la matanza halal, que hasta donde todos sabemos, es malvada. Es más, la matanza halal requiere certificaciones que solo pueden ser daddas por partidarios de ISIS, y todavía en Inglaterra tenemos carne halal servida en hospitales y escuelas” La ley de Inglaterra es sinsentido!”.

Y en otro pasaje, se refirió a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May e integrante del Partido Conservador, y la tildó de “incapaz de liderazgo”. Además dijo que actualmente vivimos en la “Edad de la Atrocidad”, debido a que Londres le sigue a Bangladesh en cuanto a los ataques con ácido, y todos los ataques son no-blancos, por lo que no pueden ser abordados de verdad por el gobierno o la policía o la BBC debido a la corrección política. “Lo que esto significa es que se considera que el perpetrador es una víctima tanto como la víctima real”, agregó.