Durante la mañana de este martes, la Municipalidad de Recoleta y el Concejo Municipal realizaron la votación de la ordenanza que busca prevenir y sancionar el acoso callejero en los espacios públicos de la comuna.

La medida que fue aprobada de forma unánime contempla multas que parten en los $47 mil pesos -correspondiente a una UTM- hasta los $236 mil (5 UTM) para quienes sean vistos ejerciendo acoso sexual hacia mujeres, hombres, niños y niñas. Además, sanciona cuatro tipos de acoso: actos no verbales, captación de imágenes, abordajes intimidantes y contacto corporal con carácter sexual.

El propio alcalde Daniel Jadue confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter: “Acabamos de aprobar en el Concejo Municipal la Ordenanza que prohíbe y sanciona el acoso callejero. Queremos velar principalmente por los niñas y niños de nuestra comuna”, anunció.

Silbidos, gestos obscenos, jadeos y bocinazos podrán ser sancionados en Recoleta, así como las escenas de exhibicionismo o masturbación en público que en ocasiones han sido denunciadas por mujeres y estudiantes. La medida se sitúa como una ordenanza municipal pionera en Chile a la hora de enfrentar el acoso callejero.