El día de ayer se anunció el proyecto del gobierno de Sebastián Piñera de extender el beneficio de la gratuidad en los Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica al 70% de los estudiantes más vulnerables. Una medida que, en lo concreto, beneficiaría a 13 mil personas, equivalentes a un aumento del 8% respecto al beneficio actual.

Sin embargo, lo que no quedó del todo claro es si la medida contará con el apoyo de la totalidad del oficialismo, sobre todo por las ambiguas declaraciones de Evópoli respecto a la medida.

“El proyecto lo vamos a discutir ahora, lo vamos a conversar. Una vez que lo tengamos analizado veremos los pro y los contra que tiene. Yo me imagino que tiene muchos pro y vamos a fijar postura, ya sea unitaria o colectivas”, dijeron desde la colectividad, resaltando que la prioridad la tenían puesta en la calidad.

El presidente de Evópoli, Francisco Undurraga, fue enfático: “Nosotros siempre hemos sido contrarios a la gratuidad y eso lo hemos señalado constante y consistentemente, a riesgo de perder votos, (pero) eso no significa que no estemos abiertos a conversar todos y cada uno de los proyectos y analizarlos en su mérito y, después de aquello, votar”.

La indecisión de ese partido no fue bien recibida en otros sectores. El ex candidato presidencial Manuel José Ossandón señaló: “El que está en contra de esto tiene que asumir las consecuencias de enfrentarse a los jóvenes y decirles: ‘La gratuidad no va porque a mí no me gusta'”.