A pocos días de la semana internacional contra el acoso callejero, la municipalidad de Recoleta tomará una medida inédita para hacerse cargo del problema.

Esta mañana, a las 9:30, se votará en su Concejo Municipal una ordenanza que busca prohibir y sancionar el acoso en la comuna. Una medida que, según informa Radio Bío Bío, busca “proteger la integridad de las personas frente a comportamientos que constituyan acoso sexual en el espacio público y contribuir a erradicar las prácticas de acoso que experimentan mujeres, hombres, niñas y niños”.

¿Qué clase de conductas sancionaría esta ordenanza?

Con multas de 1 a 2 UTM se prohibirían “actos no verbales como gestos obscenos, silbidos, jadeos, bocinazos y cualquier sonido gutural, así como también el que pronunciare palabras, comentarios, insinuaciones o expresiones verbales de tipo sexual alusivas al cuerpo, al acto sexual, o que resulten humillantes, hostiles u ofensivas hacia otra persona”.

Más grave, con multas de 2 a 4 UTM, resulta “la captación de imágenes, vídeos o cualquier registro audiovisual del cuerpo de otra persona o de alguna parte de él, sin su consentimiento y mediando connotación sexual”.

Con multas de 3 a 5 UTM se sancionarían los “actos como abordajes intimidantes, exhibicionismo o masturbación en público, persecución a pie o cualquier medio de transporte”.

Finalmente, la máxima sanción de 4 a 5 UTM la tendrían los “actos que involucren el contacto corporal de carácter sexual, como tocaciones indebidas, roces corporales o presión de genitales contra el cuerpo hacia otra persona”.​​