La ciudad de Viña del Mar es una de las que recibe más dinero en Chile, bordeando un presupuesto anual que alcanza los 100 mil millones de pesos. Entonces, ¿Por qué la municipalidad de la llamada “Ciudad Jardín” tiene un déficit que supera los 13 mil millones de pesos?.

Es lo que este martes recogió un reportaje de Chilevisión, exponiendo varias irregularidades como, por ejemplo, que la Contraloría regional de Valparaíso arrojó que en 2014 la municipalidad destinó 4 mil millones de pesos por pago de “horas extras” a funcionarios mientras estos se encontraban haciendo uso de licencias médicas.

La concejal Marcela Varas afirma que en diciembre de 2017 detectó cifras que no cuadraban al momento de revisar el presupuesto de la municipalidad. En marzo de 2018, la política solicitó una investigación a Contraloría, enterándose que en 2014, 2015 y 2016 otros informes indicaban que desde 2008 ya existía un déficit económico en la administración municipal.

La auditoría dejó en evidencia la malversación de documentos para justificar elevados sueldos de falsas horas extras y supuestos viáticos que no eran respaldados por boletas. Casi el 60% del personal recibía, cada mes, entre un 50% y un 130% más de sobresueldo.

“La alcaldesa es la responsable número uno, porque es la que firma los decretos de horas extras” afirma el abogado Javier Gómez, presidente de la asociación ciudadana “Viña transparente”. Responsabilidad que también confirmó el informe de 2015 de la Contraloría, ordenando en ese entonces a la alcaldesa, regularizar los pagos de horas extraordinarias a través de una serie de medidas administrativas. Pese a que los antecedentes llegaron a manos del fiscal regional, Pablo Gómez, la situación quedó estancada. Gómez, además, acusa al ministerio público de desestimar el caso.

La investigación no pasó desapercibida por los usuarios de redes sociales, quienes manifestaron su enojo a través de sus cuentas.