Solo 12 de un total de 49 especialistas contratados por la red pública de la Región de La Araucanía está dispuesto a realizar un aborto en algunas de las 3 causales contempladas por la ley. De esta forma, un 75% de los médicos ginecólogos de la zona se declara objetor de conciencia.

Según consignó El Austral, la información fue entregada a los Servicios de Salud Araucanía Norte y Sur. En el caso del primero, el total de sus anestesistas manifestó su rechazo a la interrupción del embarazo, mientras que en el Servicio Sur, de un total de 40 anestesistas de la red, solo seis han declarado objeción de conciencia.

En el caso de los profesionales de la matronería, de un total de 60 profesionales que se desempeñan en los hospitales de Cautín, 12 se han declarado objetores.

En el mismo escenario, considerando que son 49 los ginecólogos que trabajan en la red pública de la región -19 en Malleco y 30 en Cautín-, solo 12 de ellos se han declarado a favor de practicar una interrupción del embarazo, 9 en Cautín y 3 en Malleco.

A juicio de la Seremi de Salud, Katia Guzmán (RN), “la prestación se encuentra garantizada en la ley y en el protocolo”, pero las dudas persisten. Además, recalcó que el cambio en el protocolo de la legislación, realizado por el Gobierno en sus primeros días de administración, “no afecta en ningún sentido los derechos de las mujeres.

Sin embargo, mientras en Malleco la objeción alcanza un 86% de sus equipos médicos, en Cautín la alta disponibilidad de profesionales permite que esa cifra baje a un 30%, lo que arroja un escenario dispar.