Fue escritor, crítico músical y teórico inglés. Era profesor en el Departamento de Culturas Visuales en la Universidad de Goldsmiths, Londres. Reconocido por su blog k-punk, se destacó también por sus escritos en política, música y cultura popular. Publicó varios libros, entre ellos el fundamental Realismo capitalista. ¿No hay alternativa? y contribuyó en revistas como The Wire, The Guardian, Fact, New Statesman y Sight & Sound. Se quitó la vida a causa de una profunda depresión en enero de 2017, justo antes de la publicación de su libro The Weird and the Eerie.

Así, los ensayos que integran “Los fantasmas de mi vida”, editado originalmente por Zero Books, en el 2014, hoy se leen desde una nueva perspectiva, a la luz de los hechos que llevaron a la muerte del autor. Escribe Martin Liberman para el blog argentino Eterna Cadencia que el suicidio de Fisher “resignifica sustancialmente el libro que estamos leyendo, sobre todo si tenemos en cuenta que en Los fantasmas de mi vida no sólo hay lugar para la desesperanza sino, por el contrario, lo que el libro intenta es sobreponerse a los efectos devastadores del realismo capitalista sobre mentes y colectivos y ensayar una suerte de vía de salida, aun oscura pero sin embargo posible”.

“Las características más admirables del trabajo de Fisher son su lucidez, reflejando la urgencia de su compromiso con al comunicación de las ideas y sus grandes esperanzas en el poder del arte popular para oponerse, iluminar y sanar”, dice Simon Reynolds, autor de Retromanía. Esta colección de escritos sostiene que somos acechados por los futuros que han fracasado en concretarse. Fisher rastrea las huellas de estos futuros perdidos en películas como El resplandor, Inception y eXistenZ, así como en la música de Joy Division, Burial, The Jam y Kanye West, entre muchos otros. Los intereses de Fisher abordan un amplio rango de temáticas y son la prueba de una sensibilidad única para leer el presente. “Amaba la televisión que incomoda y el pop disruptivo pues fueron la fuente de su educación, en tanto hijo de la clase obrera y, por lo tanto, alejado de la alta cultura. Su fe estaba puesta, señala el diario inglés The Guardian, en que estas perturbaciones demuesdtran que las estructuras y discursos del status quo no son inmutables.

Este y otros libros de Caja Negra son distribuídos en Chile por La Komuna. Puedes encontrarlos en La Librería del GAM y Metales Pesados.