Han pasado 20 años desde que se fundó la revista The Clinic bajo el conocido slogan del desaparecido diario chileno Clarín: “Firme junto al pueblo”.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y desde finales del año pasado los y las periodistas de The Clinic decidieron organizarse en el primer sindicato en la historia de la empresa.

“Formamos este sindicato para protegernos frente al hostigamiento y al constante clima de incertidumbre laboral que vivimos desde noviembre del 2017, cuando Jorge Ergas, empresario dueño del 7% del Banco de Chile y de Movicenter, ingresó al directorio de la empresa. Y en la que el señor Patricio Fernández Chadwick tiene responsabilidad directa”, dice la primera declaración pública del sindicato, lanzada el día de hoy vía redes sociales.

Según denuncian las y los trabajadores, incluso el proceso de sindicalizarse fue engorroso, al estar contratados por distintas empresas que pertenecían al mismo dueño, práctica conocida como multirut. Cuando finalmente se pudo formar la organización, los trabajadores denuncian que Fernández les habría dicho que él no se “entendería con ningún sindicato”.

Desde noviembre hasta el día de hoy, la empresa ha visto partir a siete trabajadores, tanto por despidos como renuncias. “Aún así, el directorio, en el que Patricio Fernández Chadwick tiene voz y voto, ha rechazado constantemente las peticiones por incluir más personal o mejorar las condiciones de quienes asumimos la carga laboral extra”, dice la declaración.

Además, se denuncian “malas prácticas que, por años, The Clinic denunció en otros lugares de trabajo”: sueldos no reajustados por más de diez años, ni siquiera de acuerdo al IPC; no pago de horas extras, estando ese beneficio estipulado en el contrato; cambios unilaterales de las funciones de trabajo en nuevos contratos -que el equipo ha rechazado firmar-; no entrega de equipos básicos para la labor periodística; menoscabo verbal hacia los trabajadores de parte de Patricio Fernández Chadwick que incluso llevaron a uno de los miembros del equipo a presentar una licencia por estrés laboral.

La declaración finaliza diciendo: “Frente a la necesidad de iniciar una negociación en buenos términos, una vez más, Fernández Chadwick ha mostrado su peor cara. Ente el requerimiento de nuestro dirigente, Jonás Romero, de buscar un consenso, Fernández le ha espetado que no cederá ningún beneficio ‘a menos que deba despedir a más personas’ (…) Triste realidad para un medio que afirma estar ‘Firme junto al pueblo'”.

Revisa la declaración acá: