En medio de un escenario de alarmantes cifras de contagio de VIH en Chile, principalmente entre jóvenes de 18 y 25 años, el ministro de Educación, Gerardo Varela, realizó unas llamativas declaraciones.

“Soy bastante liberal en esto, de hecho les he ido a comprar condones porque cuando chicos no se atreven”, explicó el secretario de Estado sobre sus hijos. Al ser consultado sobre la posibilidad de instalar dispensadores en los colegios, Varela agregó “pero es que mis hijos son unos campeones, necesitan más de tres, parece. ¿Pero sabe lo que pasa? Uno con sus hijos tiene ciertos niveles de libertad y responsabilidad que no lo hace con niños ajenos”.

Sus dichos provocaron una serie de burlas y reacciones en redes sociales. Por ello, el titular de Educación salió a explicar su discurso: “Más allá de mis dichos de hoy, una frase innecesaria, el tema de fondo es que no se trata de una confrontación valórica, sino de un tema de salud pública que nos debe convocar a todos como país”, argumentó.

En entrevista con LUN, Varela agregó que “en los colegios éste es un tema que se aborda con toda la comunidad escolar: padres, apoderados, alumnos, profesores. Actualmente hay una mesa de trabajo entre los ministerios de Salud y Educación para enfrentar esta realidad, que afecta principalmente a los jóvenes entre 18 y 25 años”.