Hace nueve años que el Zoológico Nacional Smithsonian de Estados Unidos no vivía un momento igual: durante el pasado 15 de abril llegó al mundo un nuevo bebé gorila, cuya especie se encuentra actualmente en peligro de extinción.

Moke es el nombre del recién nacido, que significa literalmente “pequeño” en lengua Lingala. Su madre Calaya, de 15 años de edad, se encuentra en perfecto estado tras el alumbramiento.

El parto, de tipo natural, fue registrado por las cámaras del recinto y no necesitó de asistencia médica. En el momento también estuvo presente el padre de Moke, un macho de más de 200 kilos, quien se mantuvo a prudente distancia durante el proceso. Luego, tras ver nacer a su cachorro, ejecutó unos movimientos de felicidad y se golpeó el pecho en señal de orgullo y entusiasmo.

Al respecto, Meredith Bastian, curadora de primates del zoológico, explicó que “el nacimiento de este gorila occidental de tierras bajas es muy especial y significativo, no solo para nuestra familia del Zoo, sino también para esta especie en peligro crítico en su conjunto”.

En efecto, el hecho constituye una expresión de esperanza para la especie y su viralización en redes sociales también busca poner atención sobre la vulnerabilidad de los gorilas de llanura del oeste. Según los datos de World Wildlife Foundation, las enfermedades y la caza furtiva han exterminado al 60% de su población durante los últimos 25 años.

Mira el video a continuación: