Durante el próximo jueves 19 de abril se desarrollará la primera movilización estudiantil del año, que también será la primera manifestación de los jóvenes durante el nuevo gobierno de Sebastián Piñera.

De cara a un nuevo escenario político, los estudiantes se encontraron con el fallo del Tribunal Constitucional que apagó una de las victorias del movimiento, en cuanto a la prohibición de integrantes con fines de lucro en los directorios de los planteles universitarios.

Por ello, los estudiantes están decididos a impulsar un nuevo proceso de organización, que cuestione la postura del Mineduc respecto a sus demandas. En este contexto, Rodrigo Rivera, militante del Movimiento Autonomista, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales y vocero de la Confech, entregó algunas visiones sobre el presente del movimiento en entrevista con Pousta.

“El ministro Varela, en una de sus primeras intervenciones en el cargo de ministro de Educación dijo que ‘el tiempo de las marchas ya pasó’. A mí al menos eso me sonó bien antidemocrático, considerando que históricamente los estudiantes se han hecho escuchar gracias a las movilizaciones y a salir a las calles, es un derecho”, expuso el dirigente.

Del mismo modo, el vocero Confech enfatizó que “hoy hay un conflicto que el gobierno intenta dar por cerrado, pero que por supuesto sigue abierto, es algo sistémico, que atraviesa distintas áreas, como las universidades en crisis que se están cerrando o colegios a lo largo de todo Chile con problemas de infraestructura; la situación de los profesores y profesoras con remuneraciones adeudadas, haciendo clases en pésimas condiciones”.

Por ello, Rivera enfatizó que “es necesario volver a salir a la calle y que el ministro nos intente poner el pie encima habla de su poca disposición al diálogo y de una lógica media empresarial de la cual ellos son parte, entonces creen que se trata de dar ordenes y que el resto las va cumplir”.

A juicio del dirigente, quien preside la federación de la UDP, “las mayores víctimas del actual sistema de educación se encuentran en la superior privada, piensa lo que pasó con la Universidad del Mar, la Arcis, lo que esta pasando con la Iberoamericana, el grupo Laureate amenazó con sacar sus inversiones de Chile”.