Una inolvidable tarde, a principios de los años ’90, saliendo de mi casa ubicada en Catalina de los Ríos de la Población El Cortijo, me encontré con un folleto que informaba del VIH/SIDA. No sabía si era el anuncio de algo extraordinario que cruzaría mi vida o las casualidades de un inesperado tránsito seropositivo, pero no dudé en pedir el teléfono negro antiguo del restaurante La Quintrala para llamar de inmediato a la ONG RED OSS. Me contestó una voz entusiasta y amistosa. Era Max Cifuentes y el inicio de una larga e intensa historia comunitaria. Una historia propia, una historia de muchos y muchas, una historia de todos y todas, una historia que se enreda.

Mi relación con el VIH/SIDA comenzó cuando acudí a practicarme mi primer test de Elisa a RED OSS, Redes de Orientación en Salud Social de mi querido y popular Conchalí. Un examen que en esos años demoraba en su resultado y que siempre ha sido acompañado de angustia e invaluable consejería educativa. “Número cinco”, decía mi ficha de ingreso a RED OSS, ficha que aún se almacena como casi reliquia en los Kárdex antiguos de la institución.

En RED OSS conocí al emblemático sociólogo Max Cifuentes Guzmán, creador de esta valiosa iniciativa de salud social que perdura en el tiempo, cumpliendo más de 25 años de trabajo comunitario. Max no solo fue el fundador y director de RED OSS, sino una persona con la que era posible dialogar largamente y proyectar tu vida con o sin VIH/SIDA. Fue Max Cifuentes quien me entregó el resultado positivo y ciertamente ese hecho marcó mi vida, como también fue positivo e importante conversar con Max sobre mi amorosa existencia, compartida con mi abuelita Luzmira y mi loca militancia política en el entonces Movimiento de Liberación Homosexual Movilh Histórico.

Desde el 3 de junio de 1994 soy una persona viviendo con VIH/SIDA, según certificación oficial del Instituto de Salud Pública de Chile ISP y asumiendo poco a poco el carácter político–cultural de la pandemia, mucho más allá de los devastadores efectos biomédicos del llamado “cáncer gay”. Más que una enfermedad de fin de siglo, para mí y para muchos de mis compañeros y compañeras, particularmente los voluntarios y voluntarias de RED OSS, el VIH/SIDA ha sido desde siempre un motor de vida y de resistencia cultural.

Mientras mi ficha número cinco se mantiene en su lugar, RED OSS suma a la fecha más de 11 mil fichas de personas atendidas en sus diferentes servicios, usuarios y usuarias que han depositado su confianza en una institución de salud comunitaria, querida y reconocida por sus pares. Entre mi añosa ficha y las miles que han venido con los años, se suman confidencias, secretos, verdades, luchas e historias de vida que entrelazan el trabajo comunitario de Redes de Orientación en Salud Social RED OSS.

Esta historia, estampada en un libro elaborado con afecto y compromiso, pretende ser un necesario recuento de memorias e historias que se enredan y que se entrecruzan, destacando el compromiso de sus fundadores y colaboradores, particularmente de Max Cifuentes y de María Antonieta Saa, junto a decenas de voluntarios y voluntarias que han dado vida a Redes de Orientación en Salud Social.

Vidas que se enredan. 25 relatos. 25 años de voluntariado incluye la biografía de Max Cifuentes; el trabajo comunitario de ONG RED OSS en la comuna de Conchalí donde está su histórica sede ubicada en Melipilla 3432, su origen combativo y sus remodelaciones espaciales; la creación del Centro de Salud Comunitario Max Cifuentes; la historia del VIH/SIDA en Chile, entrecruzado con las luchas de las diversidades sexuales y la acción comunitaria de RED OSS en estos 25 años de vidas e historia que se enredan para siempre.

El texto contiene diversos testimonios, destacando los recuerdos del doctor Guillermo Vergara, de la ex directora de RED OSS María Cristina Dittborn, del ex concejal de Conchalí Ricardo Montero y la ex diputada María Antonieta Saa. Del mismo modo se integran columnas de opinión escritas por este  autor en distintos medios de comunicación nacional, visibilizando el trabajo de RED OSS y la realidad del VIH/SIDA en Chile.

Muchas gracias a todas y todos quieres colaboraron entregando sus testimonios y a las instituciones que han hecho posible el trabajo de RED OSS como la Municipalidad de Conchalí y la emergencia de esta memoria de trabajo comunitario, especialmente al Gobierno Regional de Santiago, representado por sus consejeros y consejeras que creyeron que la historia de RED OSS debía ser escrita y compartida.

Pueden visitar el sitio web de Red OSS

Prólogo de “Vidas que se enredan. 25 años. 25 relatos de voluntariado”, leído en presentación oficial realizada el 18 de abril de 2018 en los jardines de la casona histórica de la Municipalidad de Conchalí en la 17 conmemoración de la muerte de Max Cifuentes Guzmán, fundador de Redes de Orientación en Salud Social RED OSS.