La vocera de gobierno Cecilia Pérez (RN) evitó referirse, e incluso se retiró, del punto de prensa que se realizó en La Moneda al ser consultada por los polémicos dichos del diputado Ignacio Urrutia (UDI), quien la mañana de este jueves tildó de “terroristas” a las víctimas de violaciones de derechos humanos durante la dictadura.

Fue en plena sesión de la Cámara de Diputados cuando el parlamentario sorprendió nuevamente con otros de sus dichos, cuando el presidente de la instancia, Jaime Mulet (DC) anunció que la administración de Sebastián Piñera decidió retirar el proyecto que establecía recursos de reparación para las víctimas de la dictadura. Lo anterior fue celebrado por Urrutia, quien incluso dijo que la iniciativa se trataba de “regalías” y de un “aguinaldo”.

Al ser consultada sobre el tema, la vocera explicó que la iniciativa –ingresada por la anterior administración de Bachelet– contemplaba un monto de reparación cercano a los 90 mil pesos por persona, pero que dichos recursos “no fueron considerados en la ley de presupuesto y no tienen consideradas vías de financiamiento”.

“Este gobierno ha reiterado su compromiso con el respeto a los derechos humanos, pero creemos que políticas que apuntan a involucrar recursos importantes del Estado en la situación que nos encontramos hoy, que es de déficit fiscal, debe ser abordada de forma responsable”, explicó.

Sin embargo, al ser consultada por los dichos de su compañero de conglomerado, Pérez no respondió al tema, repitió los nombres propuestos por el gobierno para el directorio de TVN –que había mencionado previo a abordar el asunto de Urrutia– y se retiró del punto de prensa. Fuentes que se encontraban en el lugar señalaban que fuera de cámara, la ministra indicó de forma escueta que “es necesario cuidar el lenguaje”.

Paradójicamente, en la ocasión, Pérez se refirió al segundo aniversario de la muerte del ex presidente Patricio Aylwin que se conmemora este jueves, y además de mandar un “cariño afectuoso a su familia”, señaló que “Chile siempre va a reconocer el legado que nos dejó en materia de recuperar la democracia, fortalecerla, y lograr que todos los chilenos lográsemos entender que la democracia es el mejor camino”.