Cuando casi se cumplen 70 días desde que se le perdió el rastro a la joven Fernanda Maciel en Conchalí, apareció una nueva arista en el caso que arroja nuevos datos sobre su posible paradero.

Se trata de un matrimonio, compuesto por una mujer chilena y un argentino, quienes aseguraron haber visto a la joven en la pasada semana santa, haciendo malabares en un semáforo de Bariloche, Argentina, sin mostrar mayor experiencia en el oficio.

El hombre habría intentado conversar con ella, quien se encontraba acompañada de otra chica trasandina. Ambas le habrían contado que venían del hospital porque “tuvieron familia”, un embarazo prematuro que coincide con las fechas de parto de Maciel.

Al llegar a la casa tras unos días, ambos vieron la noticia y decidieron contactarse con el programa La Mañana de Chilevisión. La madre de Maciel logró entrevistarse con el matrimonio y asistió al Hospital Zonal Ramón Carrillo para buscar más antecedentes.

En el país ya están alertados todos los recintos hospitalarios por la posible aparición de la joven. Por estos días, la preocupación respecto al parto de la joven aumenta, ya que las fechas de gestación apuntan a que podría dar a la luz próximamente. Sin embargo, en los diversos pasos fronterizos no existe información del ingreso de Fernanda Maciel.

“Es poca la información que hemos recibido de vuelta”, señaló la madre de la joven, cuestionando el trabajo de las policías en la búsqueda. “Mi corazón me dice que ella está viva y mi nieta también”, añadió.

La familia de la joven de 21 años está convocado a una movilización en Conchalí -el próximo 28 de abril- para que la policía intensifique la búsqueda.