La diputada del Partido Humanista Pamela Jiles se refirió al apoyo que ha recibido luego del incidente ocurrido el pasado jueves en el Congreso con el diputado Ignacio Urrutia (UDI), en medio de la discusión sobre el retiro de la iniciativa que buscaba compensar a víctimas de la dictadura militar.

En entrevista con Cooperativa, la parlamentaria del Frente Amplio señaló que “el Congreso cambió ayer, yo creo que la irrupción del Frente Amplio significa un cambio, una ampliación de la democracia evidente en un Congreso que estaba muy poco aireado, pero yo creo que ayer se produce un hecho que explicita de alguna manera esa situación nueva”.

Además, la periodista planteó que “lo que ocurrió ayer es un hecho que caló muy profundamente en una parte del alma nacional”.

Jiles agregó que como Frente Amplio han propuesto una ley que impida “la incitación al odio y me parece que ayer se produjo un consenso, un aislamiento de los cobardes, de los agresores”.

Además, destacó que “diputados que son del sector de este energúmeno se acercaron a solidarizar y a decir que era indignante lo que había sucedido (…) hubo un aislamiento del gobierno de este señor y sus perros”.

Sin embargo, criticó que la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, haya intentando “equiparar dos situaciones que son incomparables” en sus declaraciones al respecro.

La diputada recalcó que espera que el gobierno de Sebastián Piñera reponga la iniciativa e indicó que para ello existe la posibilidad de interpelar al ministro Hernán Larraín.

“Este proyecto se ha discutido en el lugar de la democracia, que es el Congreso (…) Nuestra pregunta es si Piñera se va llevar la pelota para la casa cada vez que pierda en el Congreso”, cuestionó la legisladora.