Tras una investigación interna en la Universidad Austral de Chile, se confirmó un grave caso de abuso sexual por parte de un docente hacia una funcionaria del plantel valdiviano.

Sin embargo, tras el hecho que habría ocurrido en la Facultad de Ciencias, la universidad resolvió trasladar al profesor a otra unidad, por considerar su desvinculación como una medida extrema.

El hecho provocó molestia en la comunidad estudiantil, dado los hechos constitutivos de acoso ambiental en un periodo prolongado de tiempo que afectó a académicos, funcionarios y estudiantes.

Desde entonces, las y los estudiantes se han manifestado al respecto en las dependencias de la universidad, realizando diversas intervenciones dedicadas a cuestionar la postura de las autoridades. Una de ellas consistió en colgar ropa interior en los pasillos del plantel, además de irrumpir en las cercanías de la oficina del docente cuestionado con cánticos y gritos que piden su salida. 

Los alumnos también portaron un lienzo gigante con la consigna “¡Alerta! Violadores en la UACH. Se les acabó la impunidad”. Para este viernes, planean una concentración masiva en el casino del Campus Isla Teja volverá a poner de manifiesto el rechazo a la ausencia de medidas concretas para terminar con las situaciones de acoso en la casa de estudios.