El rector de la Universidad de Santiago de Chile, Juan Manuel Zolezzi, emitió la noche de este jueves un comunicado ante la violencia por parte de Carabineros, luego de que él mismo autorizara el ingreso de Fuerzas Especiales al campus universitario, tras la exitosa movilización nacional estudiantil que, sólo en Santiago, congregó alrededor de 100 mil personas a lo largo de la Alameda.

La represión policial tuvo durante la jornada un protagonismo inusitado, generándose hechos de extrema violencia que incluyó el atropello a un estudiante de la Universidad Arcis, quien se encuentra grave en la Posta Central, y el ingreso autorizado de Fuerzas Especiales a la Universidad de Santiago de Chile, llevándose detenidos a varios estudiantes, entre ellos al presidente de la Federación, Juan Pablo de la Torre, quien además sufrió una golpiza intencional por parte de los uniformados.

El dirigente criticó la decisión del rector Zolezzi al permitir que Carabineros violara la autonomía universitaria que dejó consecuencias graves para varios de sus estudiantes , incluyéndolo, y para los bienes del recinto educacional.

Ante los hechos de violencia, el rector realizó un “mea culpa” a través de un comunicado en el que aseguró que su decisión buscaba “restablecer el orden”, ante el ingreso de “elementos externos con evidente interés de cometer desmanes”.

“Lamentablemente quienes debieron resguardar el orden aplicaron violencia desmedida sobre nuestros propios estudiantes, resultando malherido el presidente de la Federación de estudiantes, quien debió concurrir a la posta a constatar lesiones”, asegura Zolezzi.

“Condeno el uso de la fuerza y los excesos cometidos por efectivos policiales” agregó el rector, señalando además que se comunicó con la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, para “solicitarle una investigación al procedimiento empleado por Carabineros”, el que posteriormente hará llegar a la fiscalía competente, “de modo de iniciar las acciones legales, que haya lugar, en el más breve plazo”. 

Pese a que Zolezzi aseguró que “la fuerza pública debe comprender y diferenciar el hecho de restablecer el orden con la situación del golpear a nuestros estudiantes”, el llamado del rector no fue para Carabineros, sino para los alumnos, a quienes pidió “mantenerse alejado de los focos de violencia que se puedan producir. (…) Apelo a la comprensión de la toma de medida que no quisiera jamas concretar”.