La Selección Chilena de fútbol femenino se llevó todos los aplausos luego de coronarse subcampeón de la Copa América 2018, asegurando junto a Brasil -las grandes ganadoras- su cupo al Mundial de Francia 2019 y su carrera por los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sin mayor apoyo inicial, las jugadoras supieron demostrar a todo un país que el talento y el esfuerzo de las mujeres no tiene límites. Durante los partidos del torneo, brindaron un buen juego, que cada vez aspiró a más, hasta terminar en una brillante goleada a la selección Argentina.

La defensa de Colo-Colo y titular habitual de la Roja por la banda izquierda, Geraldine Leyton, fue una de las estrellas del conjunto. Aunque no pudo jugar el encuentro final por lesión de último minuto, supo destacarse en un conjunto de grandes individualidades.

“La profesora Isabel Berríos me probó de contención, pero en una ocasión se lesionó una lateral y me dijo que por mi velocidad podía hacerlo bien en ese puesto. Desde ahí que juego en esta posición”, detalló la jugadora a La Tercera.

En su entrevista, Leyton recalca que no le gusta la política y destaca que “tenía que llegar el momento que los hombres vieran que nosotras lo podemos hacer tan bien o mejor que ellos. Además, la defensa señala que para ellas este deporte es “pura pasión, no lo vemos como un trabajo”.

“Nunca esperamos tanta gente, tanto apoyo y que nos alentaran de esa forma”, reconoce la defensora, añadiendo que, respecto a la prensa, “quisiéramos que esa presencia fuera constante, no sólo porque estamos ahora en la Copa América (…) Esperamos que después de esto sigan con la cobertura y ojalá exista mucha más difusión para el fútbol femenino”.

Geraldine también se refirió al juego de Brasil, eternas favoritas en el continente por su elevado rendimiento, asegurando que “las brasileñas siempre han sido iguales. Están acostumbradas a ganar, saben cuál es su potencial”.

A su juicio, el mejor fútbol femenino hoy está en Europa y los chilenos Gary Medel y Arturo Vidal son sus jugadores favoritos. Leyton también confiesa que sus compañeras Maryorie Hernández -de Palestino- “es una pelusa que hace reír siempre. La otra es Daniela Pardo. Con ellas nunca se pasan penas”.

La seleccionada chilena señaló que “Lamentablemente en Chile una mujer no se puede dedicar sólo al fútbol” y reparó en los sueldos de los hombres dedicados al fútbol: “Si cada jugadora recibiera el 2% de lo que ganan ellos, perfectamente podríamos dedicarnos sólo a jugar y el rendimiento de todas mejoraría”, argumentó.

Leyton recuerda con cariño la Copa Libertadores de 2012, que consiguió junto al plantel albo, aunque no se declara colocolina: “No soy de ningún equipo. Me encanta el fútbol en general y si me toca jugar por otro club defenderé esos colores a muerte”, asegura.

La jugadora también señaló sus impresiones luego de que la transmisión de la Copa por CHV haya obtenido un importante rating: “Un poquito de rabia, ya que antes nadie apostaba por el fútbol femenino y ahora todos quieren ser parte de esto”, opinó.

“Nosotras siempre decimos que no tenemos que demostrarle nada a nadie. Trabajamos muy duro y en completo silencio durante dos años. Si llegamos hasta el final con opción de clasificar fue por nosotras, por el esfuerzo que hicimos todas por llegar hasta aquí. Llegar al Mundial es el mayor premio a todo ese trabajo”, cerró.