Este martes, la Contraloría General de la República emitió un escrito en el que anula el artículo que prohíbe la práctica del rodeo chileno con el objetivo de impedir el maltrato animal en la comuna de Recoleta.

En el documento, el organismo fiscalizador asegura que el rodeo es una actividad lícita de acuerdo con los términos previstos en el artículo 1º de la ley Nº 19.712 del Deporte, por lo tanto, “no procede que se prohíba el ejercicio de una actividad deportiva reconocida por el ordenamiento jurídico, como acontece con el rodeo, ya que ello significaría una discriminación arbitraria y una contravención al principio de juridicidad”.

En agosto de 2016, Recoleta emitió la ordenanza ambiental Nº 61 y con ella se convirtió en la primera comuna del país que prohibió en todo su territorio el uso de animales de cualquier especie en espectáculos de circo fijos o itinerantes, sin importar su denominación, así como cualquier actividad deportiva o recreativa en que se someta a animales a situaciones de violencia o stress, incluyendo el rodeo. 

La anulación del artículo trae repercusiones prácticas para todas las comunas: como los dictámenes que establece la Contraloría son vinculantes entre sí, la determinación se hace extensiva a todas las municipalidades del país, y de este modo, las comunas rurales ya no tendrían ningún tipo de prohibición para realizar rodeos.

Según cifras de la agrupación Defensa Anti-Especista, entre 2009 y 2015 esta actividad recibió más de $6 mil millones en aportes públicos.