Después de una breve estadía en un hospital psiquiátrico, la reportera Camille Preaker se enfrenta a una difícil tarea: tiene que volver a su pueblo natal para cubrir el asesinato de dos adolescentes. Durante años, Camille no ha querido hablar sobre su madre, neurótica e hipocondríaca, o de la medio-hermana que apenas conoce: una chica de 13 años, que tiene un extraño vínculo con el pueblo. Ahora, instalada en su antiguo dormitorio, en la vieja mansión victoriana de su familia, Camille nota que está empatizando en exceso con las víctimas del crimen. Perseguida por sus propios demonios, la protagonista debe resolver el puzzle psicológico de su propio pasado para llegar a la historia que quiere contar, junto con sobrevivir a la vuelta a casa.

Esa es la trama que se desarrolla en las páginas de Sharp Objects (“Heridas abiertas”, en su edición en castellano). La novela, ganadora de dos premios de la Crime Writers’ Asociation, en el Reino Unido, es la inspiración para la serie producida por la compañía Entertainment One y a estrenarse en junio, de acuerdo a los últimos trascendidos, por las pantallas de HBO. Amy Adams interpretará a Camille Preaker y será dirigida por Jean-Marc Valée, cineasta francés quien tuvo a su cargo el éxito de taquilal Dallas Buyers Club (2013) y la aplaudida serie Big Little Lies (2017).

Esta es la tercera ocasión en que un trabajo de Gillian Flynn inspira su traducción a otros formatos. Dark Places, que en Chile es editado por Penguin Random House bajo el título “Lugares oscuros”, fue publicada el 2009 y llevada al cine el 2015, película protagonizada por Charlize Theron (Mad Max: Fury Road) y Nicholas Hoult (Skins, X-men).