Durante este martes, la ciudad de Londres rindió un homenaje a la líder del movimiento sufragista Millicent Fawcett, con una estatua que por primera vez reconoce a una figura femenina en la plaza del Parlamento británico.

La activista es representada por una estatua de bronce, desarrollada por el artista Gillian Wearing, donde se le ve sosteniendo una pancarta junto al lema “El coraje llama al coraje en todas partes”, una frase extraída del discurso de Fawcett llamando a movilizarse.

En un gesto que coincide con el centenario de la ley que permitió el voto femenino, el consistorio del barrio de Westminster decidió homenajear a la dirigenta en lugar de la ex jefa de Gobierno conservadora Margaret Thatcher. En adelante, la figura de Millicent compartirá espacio con once esculturas de personas históricos masculinos, como Nelson Mandela, Ghandi y Abraham Lincoln.

La Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, y el alcalde de Londres Sadiq Khan acudieron a la inauguración del homenaje: “Yo no estaría aquí hoy como Primera Ministra, ninguna diputada ocuparía su asiento en el Parlamento, ninguna de nosotras tendría los derechos y protecciones de los que disfrutamos hoy en día, si no fuera por Millicent Fawcett”, reconoció May.

En paralelo a su lucha por el sufragio universal, Millicent dedicó su vida a pelear por el derecho de las mujeres a educarse y formó parte de la segunda facultad femenina de la Universidad de Cambridge.

“Hoy es un día histórico. Finalmente la Plaza del Parlamento ha dejado de ser un sitio que solo acoge esculturas de hombres”, destacó el alcalde Khan, añadiendo que espera que esta figura inspire a mujeres y niñas de todo el Reino Unido.

La iniciativa se enmarca en una serie de actividades que han sido organizadas para celebrar los 100 años de la Ley de representación del pueblo de 1918, que otorgó el derecho a voto para las mujeres mayores de 30 años. Sin embargo, la instalación de la estatua partió como iniciativa de la escritora feminista Caroline Criado Perez, quien reunió más de 80 mil firmas para presionar a las autoridades.