Tras la confusión que se vivió este lunes fuera del Estadio Víctor Jara para iniciar el proceso de regularización migratoria extraordinaria, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) mostró su preocupación e instó al gobierno a reforzar la información que reciben los extranjeros que se acogen al proceso.

La directora del INDH, Consuelo Contreras, llegó este martes al recinto para observar -bajo criterios de la dignidad y la no discriminación en el trato- y monitorear la información que se entrega a las personas migrantes y el acceso a la misma. Contreras, relató que “la gente siente que está bien atendida, la gente llega muy contenta, con mucha esperanza, pero se va con muchas dudas. La mayor parte de las personas cree que esto es el proceso de regulación (sic), que ahora quedan regulares y no están informados de que esto es el inicio de un proceso que tiene varias etapas”.

Sobre las condiciones en las que los interesados esperan su turno, la autoridad añadió que “estamos preocupados especialmente por los niños, los adultos mayores, las mujeres embarazadas, que deben tener condiciones mejores de espera, no en las filas que hacen, y por eso el Instituto va a estar monitoreando el proceso”.

La directora del INDH agregó que muchos extranjeros desconocen que después de presentar la solicitud deben esperar una llamada de las autoridades y obtener un certificado de antecedentes penales de su país de origen.

Contreras destacó que el gobierno ha realizado una buena labor informativa, pero pidió un esfuerzo extra para que los migrantes tengan “certeza” de los plazos de la regularización y evitar así que se produzcan aglomeraciones en los primeros días