Eran cinco contra una. La acorralaron. Ellos tenía la mayoría más de 30 años, ella 18. La violaron y se turnaban para penetrarla por el ano, la vagina y la boca.

Sin embargo, la Justicia española determinó esta mañana que no hubo violación en el hecho, que fue solo una agresión sexual, sin violencia y sin intimidación a la víctima. La pena de 20 años de cárcel que arriesgaban los miembros de “La Manada” quedó en 9 y la decisión indignó a toda España, sobretodo al conocer que uno de los jueces incluso pidió la absolución de todos los imputados.

Inmediatamente vino la indignación, con protestas frente al Palacio de Justicia de Navarra y en todas las ciudades del país.