La empresa a cargo de los terrenos donde se iba a instalar el fallido Mall Barón exige a la Municipalidad de Valparaíso una indemnización por $426 millones de pesos por el permiso de obra que no se concretó en el puerto.

La Empresa Portuaria de Valparaíso acusó que ha intentado conversar con el municipio sin éxito: “Hemos tenido una actitud permanente de conversación, pero es imposible hacerlo con el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp. Las discusiones sobre el desarrollo portuario no son política ideológica, al contrario deben tener como norte a Valparaíso en su totalidad”, señaló el gerente de Asuntos Corporativos de EPV, Cristián Calvetti.

Además, el empresario aseguró que aunque han “tratando de conectar y consensuar una mirada hacia el desarrollo portuario y de la ciudad” con el alcalde Jorge Sharp, “para conversar se necesitan la voluntad de ambas partes y esta no ha existido”.

Por su parte, el alcalde de Valparaíso llamó a la empresa hacer un “mea culpa”: “Los concejales fueron claros en señalar que la actitud de EPV no contribuye al clima que estamos tratando de construir en la ciudad de acuerdos, de entendimiento, de consensos, para tener una propuesta común respecto al borde costero”, aseguró.

“Yo no voy a caer en estas provocaciones. Yo invito a EPV a reflexionar y a ser más autocrítica en su actuar”, añadió Sharp.

En tanto, desde la empresa aseguraron que esperan el respaldo de Contraloría para intentar llevar adelante un proyecto de uso mixto en el lugar donde se instalaría Mall Barón. Entre las opciones está construir parte de un terminal de cruceros o la intermodal del proyecto de tren que uniría el puerto con Santiago.