En La Moneda planificar enviar una indicación sustitutiva al Congreso para prohibir la entrega de bolsas plásticas en el comercio de todo el país, incluidas las denominadas bolsas biodegradables.

La ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, confirmó la noticia y aseguró que buscan modificar la iniciativa de la administración de la ex presidenta Michelle Bachelet, quien planteó la restricción en 102 comunas costeras durante el año pasado.

La idea es que la propuesta entre en vigencia en el plazo de un año a contar de su publicación en el Diario Oficial, con excepción de las microempresas, pequeñas y medianas empresas, en cuyo caso la ley entrará en vigencia en el plazo de dos años a partir de la publicación.

Los establecimientos de comercio solo podrán hacer entrega de un máximo de dos bolsas plásticas a sus clientes, por cada compra que realicen.

La ministra argumentó que “más de 55 municipalidades han establecido regulaciones para el uso o entrega de bolsas plásticas, desde el ámbito de lo voluntario. A través de una ley general los criterios serán uniformes y se evitará los problemas prácticos que puede conllevar para una empresa el tener regulaciones diferentes en cada comuna”.

Además, señaló que la contaminación por bolsas plásticas no es un problema exclusivo de las comunas costeras: “Además tiene un sentido de igualdad la aplicación para todo el territorio de un problema que es de todos”, explicó.

La propuesta establece una multa a beneficio municipal de 5 UTM por cada bolsa entregada. El monto y la forma de aplicación la sanción es un tema que tendrá que discutirse durante la tramitación legislativa.

Una novedad de la iniciativa es que contempla a las denominadas bolsas plásticas biodegradables, ya que diversos estudios han concluido que no existe una norma técnica que permita garantizar la biodegradabilidad de las bolsas de polímeros no renovables en condiciones naturales.

“Es decir, las bolsas plásticas de materiales como el polietileno o polipropileno requieren de procesos industriales para su degradación, por lo que cuando se van al vertedero o relleno sanitario no se degradan. Por esta razón la prohibición a la que apunta el ejecutivo no hará referencia a la condición de biodegradabilidad”, señaló Cubillos.