Este viernes, el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta se pronunció a favor del recurso de reclamación que presentó la empresa Andes Iron –impulsora de la iniciativa–, con el que buscaba revertir el rechazo al proyecto minero-portuario Dominga que manifestó en agosto pasado el Comité de Ministros.

Entre otras cosas, el tribunal acogió los reclamos de la empresa, que señalaba que existió ilegalidad en el actuar del Comité de Ministros, de este modo se decidió devolver el proceso a una etapa anterior, a la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA). En palabras simples, eso significa que la iniciativa volverá a ser votada a nivel regional, lo que implica que se abren nuevas posibilidades para su desarrollo.

La decisión del Comité de Ministros de rechazar el avance de Dominga generó quiebres incluso al interior de la misma instancia, e incluso el conflicto terminó con la renuncia del equipo económico de Michelle Bachelet: los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, de Economía, Luis Felipe Céspedes y el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, quienes creían que la iniciativa debía seguir su curso.

En esa ocasión pesó más el argumento de que el proyecto pretende instalarse a pocos kilómetros de la zona donde se concentra el 80% de la población de pingüinos de Humboldt, además de afectar poblaciones de guanaco y loros tricahue.

 

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto fue presentado a evaluación en septiembre de 2013, considera una inversión de US$2.500 millones y el desarrollo de una mina de hierro y cobre además de un puerto que se emplazarían en la comuna de la Higuera, en la Cuarta Región,