Durante el pasado jueves, el presidente Sebastián Piñera y su par argentino Mauricio Macri realizaron una ronda de reuniones en el marco de su visita oficial a Argentina.

El Mandatario chileno fue consultado por los medios respecto a los cuestionamientos que existen en torno al nombramiento de su hermano Pablo Piñera como embajador del país trasandino, además de la participación de su primo Andrés Chadwick como titular del Ministerio del Interior.

“Es muy simple. Un grupo parlamentario presentó el tema ante la Contraloría de la República. Y voy a esperar su resolución para proceder después. Por ahora la designación se congeló”, sostuvo Piñera.

Al ser consultado sobre la presencia de Chadwick, el Presidente recalcó que “sí, y ha sido diputado, senador, ministro del gobierno anterior, de vasta trayectoria y capacidad. Y está ahí no por ser primo mío. Yo tengo más de 100 primos y hay uno solo que está en el gabinete”.

El canciller argentino Jorge Faurie se sumó al apoyo a su decisión: “Conozco a Pablo Piñera desde cuando estuve destinado en Chile, es un hombre de una gran valía personal que apreciamos enormemente, y la designación es una decisión del presidente Piñera”, argumentó.

Del mismo modo, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe aseguró que la polémica al respecto “es absolutamente artificial”.