El caso Penta llegó a su fin. Esto tras el acuerdo entre el fiscal Manuel Guerra y el abogado defensor de los controladores de Penta, Julián López. El resultado final fue cuatro años de pena remitida para Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, todo esto con el fin de evitar un juicio oral.

De esta forma, ninguno de los involucrados cumplirá una condena en prisión debido a que la pena se cumplirá bajo libertad vigilada. Junto con esto deberán pagar una multa que el Servicio de Impuestos Internos (SII) está calculando, según consigna La Tercera.

Los abogados también habrían conseguido que la fiscalía recalifique el delito de cohecho como enriquecimiento injustificado en el caso de Pablo Wagner, quien sólo debería pagar una multa de $42 millones.

Esta decisión generó críticas en redes sociales puesto que se consideró como “injusta” la resolución en uno de los casos de corrupción más importantes del último tiempo en la política chilena.

Mira las reacciones acá: